Outbound VS Inbound dentro del Marketing Digital

Este artículo te presenta las principales diferencias entre el outbound y el inbound dentro del marketing digital, así como sus ventajas, desventajas, importancia en el mundo digital y muchos otros aspectos que pueden interesarte.

Vamos a empezar por el principio. Quizá te estés preguntando, ¿qué es el outbond e inbound?

El outbound es un método comprobado de marketing tradicional que engloba una serie de acciones que tienen el fin de vender un producto o un servicio a los usuarios en un solo sentido, lo que significa que la empresa se comunica con el lector y no al contrario.

Por el contrario, el inbound consiste en atraer a los visitantes del sitio web, es decir, que los usuarios te busquen porque se interesan en tu contenido.

Hoy en día muchas empresas confían más en el inbound que en el outbond, sin embargo, es importante emplear ambas estrategias en un negocio, debes procurar una combinación inteligente de las dos estrategias.

Sigue leyendo para enterarte cómo puedes incluir el outbond y el inbound dentro de tu negocio digital.

¿Cómo funciona el outbound?

Para muchos, esta manera de ejecutar el marketing es bastante distante y hasta poco personalizada. De manera más específica, ejemplos del outbound marketing pueden ser los comerciales de televisión y radio, correos electrónicos, llamadas, anuncios impresos en periódicos o revistas, entre otros.

Sin embargo, no ha todo el mundo le funciona el outbound actualmente. En muchos casos este tipo de marketing tradicional dejó de ser tan efectivo como lo era antes, y la gran mayoría ha preferido el inbound, pero más adelante exploraremos el por qué.

Como se mencionó anteriormente, esta propuesta no plantea la comunicación entre la empresa y el cliente, más bien, la comunicación es unidireccional, que puede llegar a percibirse como un contacto frío en el que no se recibe retroalimentación o feedback por parte de los usuarios.

Realmente, lo que se hace con esta estrategia es ofrecerle al público algún producto o servicio sin saber a ciencia cierta el interés del usuario por preferir ese producto.

Es posible que en algunas ocasiones esto funcione, aunque no es lo más común en la época actual. No obstante, si has observado que emplear esta estrategia de marketing digital en tu negocio te ha funcionado, no hay razón por la cual debas abandonarlo.

¿Cómo funciona el inbound?

Existen nuevas técnicas de comercialización cuyo propósito es atraer usuarios para consumir un producto o adquirir un servicio para aumentar el retorno de inversión de una compañía al mismo tiempo que se reducen los costos para atraer clientes, y de esto se trata el inbound marketing.

Consiste en ganarse la confianza de un público en específico, captar su atención para que se vean interesados en tu negocio. La idea principal es hacerse notar en diferentes canales para captar clientes y conquistarlos de forma que ellos mismos sean los que se acerquen a tu empresa.

A diferencia del outbound, no es necesario acosar al público con constantes anuncios, correos y llamadas que muy probablemente no le interesen. Más bien, se trata de atraerlos de manera más orgánica.

Las técnicas SEO y SEM también juegan un factor importante en la búsqueda de clientes, ya que te ayudarán a posicionar tu sitio web en un mejor lugar utilizando los motores de búsqueda.

El inbound es innovador, fresco, interesante y llamativo. Las redes sociales ofrecen un excelente espacio para generar contenido de este tipo así que no desperdicies la oportunidad de mostrar tu negocio a través de estas plataformas.

En la actualidad, un porcentaje bastante alto de la población utiliza al menos una red social. Es una ventana adicional que se abre para que amplíes tus ventas con el inbound marketing.

¿Por qué las empresas prefieren el inbound sobre el outbound?

El inbound atrae clientes hacia tu producto, mientras que con el outbound debes “perseguir” al cliente para que se sienta atraído. Es así de simple. Es mucho más cómodo tanto para el consumidor como para la empresa generar ventas de manera orgánica sin persuadir al público.

Otras de las razones por las que las empresas prefieren el inbound marketing sobre el outbound marketing son:

  • La comunicación es bidireccional. El hecho de que el outbound no permita la retroalimentación del usuario es un inconveniente, ya que no hay forma de saber si está interesado o no.

En cambio, el inbound es más natural e interactivo. Permite un intercambio entre la empresa y el cliente que es beneficiosa para ambas partes.

  • No interrumpe al usuario. Este punto va de la mano con el anterior, ya que, al atraer al cliente de forma natural, no interrumpes su agenda ni le generas molestias. El producto o servicio estará disponible cuando el usuario desee consumirlo por su propia voluntad.
  • Uso de diferentes canales digitales. Con el inbound se emplean motores de búsqueda para mejorar el posicionamiento en la web de una manera natural. Además, se sitúan en referencias de otras páginas web, redes sociales, entradas de blogs, etc.
  • Los resultados son medibles. Debido a que se utilizan medios digitales, se pueden evaluar y medir los resultados obtenidos e incluso calcular estadísticamente el rendimiento de las ventas y acercamiento del público al contenido.

Esto es prácticamente imposible con el outbound, porque al enviar información en forma masiva dificulta mucho esta tarea, por lo que sería necesario realizar algún tipo de encuesta que permita determinar de dónde proviene el usuario, pero no todos estarían dispuestos a rellenarla.

  • Presupuesto asequible. No se necesita de un presupuesto tan elevado para llevar a cabo el inbound puesto que todo se realiza por vía web. Mientras que con el outbound es necesario de mayores gastos para implementarlo, pues se contratan espacios pagos que son bastante demandados.

De hecho, el inbound cuesta aproximadamente 62% menos que el marketing tradicional o outbound.

Estas son algunas de las razones por las cuáles las empresas han optado por el inbound marketing sobre todo en tiempos recientes, pero recuerda que puedes combinar el inbound y el outbound si percibes que eso le funciona a tu negocio.

Adaptación de la evolución digital

Las técnicas de marketing digital han cambiado con el paso de los años, lo que antes podía resultar interesante para un público determinado hoy en día no lo es, y, por eso, es necesario que la compañía se adapte a estos cambios si quiere progresar y aumentar el interés del consumidor por su sitio web.

Una persona en su rutina diaria no espera ser interrumpida con anuncios o promociones que no le interesan, pero sí buscará por sí misma contenido que le interese durante el día, como es normal.

La estadística demuestra que el inbound marketing es superior al outbound marketing por diversos motivos, por lo que cualquier empresa o emprendimiento que quiera subsistir en este mundo debe aplicar esta estrategia dentro de su plan de marketing.

El outbound puede llegar a ser invasivo en algunos casos, provocando molestia en el usuario y rechazo por el contenido que le ofreces. Entonces, es preferible generar contenido lo suficientemente interesante y llamativa para sea el público quien se atraiga por tu empresa y no al contrario.

Pero claro está, tienes que pensar en lo que el consumidor quiere ver cuando estés ideando tu contenido. No puedes esperar que ellos se acerquen y ya.

Este mundo es muy interesante y requiere de estrategia aplicada de manera inteligente, es fundamental realizar un estudio de marketing y conocer tu público para que puedas lograr tus objetivos.

Si a todo esto le agregas el uso apropiado de las técnicas SEO y SEM podrás potenciar aún más tu sitio web e incrementar el acercamiento del público hacia tu contenido.

Todo se trata de cuánto le dediques a este tema y cómo lo ejecutes en tu plan de marketing. Escoge lo que mejor se adapte a tu contenido y propósito y utiliza todos los recursos que tengas a tu disposición.

Tanto el inbound como el outbound cumplen funciones importantes dentro del marketing, sólo que con el pasar del tiempo y las condiciones en las que vivimos actualmente, uno se ha hecho más importante que el otro. Sin embargo, ambos continúan siendo factores a considerar para mejorar las ventas.

Estos términos se empezaron a utilizar a partir del año 2005, han pasado 15 años desde que se creó un concepto de cómo integrarlos a una empresa. Entonces, ¡es de esperar que las cosas hayan cambiado un poco!

Al final del día, la decisión final queda en manos del cliente, sea que prefieras utilizar el inbound, el outbound o ambos.

Así que procura que tu contenido sea el más interesante, el más llamativo, el más curioso y el que más genere necesidad, para que así puedan interesarse más por tu negocio y quizá, si tienes suerte, añadirás un cliente más a tu lista.

Espero que este tema haya quedado claro y puedas empezar a implementar estas técnicas en tu sitio web. No es sencillo digerir tanta información sobre el tema del marketing digital si no estás familiarizado.

Pero, no te preocupes, ¡conseguirás tu objetivo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.