¿Qué es el marketing social, ejemplos?

¿Qué es el marketing social, ejemplos?

La necesidad de comunicarnos ha caminado de la mano con todo el proceso evolutivo y el desarrollo del ser humano. Y a medida que las civilizaciones se han ido haciendo más complejas también se han ido complejizando la forma en que nos comunicamos. Por lo mismo, las redes sociales hoy son la principal herramienta usada por los sistemas de ventas en el mundo.

El marketing social, posee dos formas fundamentales de aplicación. Por un lado, intenta generar una relación más sólida de seguimiento entre los productos ofertantes y las necesidades de los consumidores que se hacen cada vez más sofisticadas. Y por otro, intenta elevar el bienestar de las personas y una mayor accesibilidad a los objetos de consumo y/o servicios.

¿Cuáles son los elementos del Marketing social?

Esta técnica posee elementos fundamentales para una correcta aplicación y se pueden dividir en tres funciones que son los elementos del marketing social.

  1. Entender y satisfacer las necesidades de los consumidores, detectando y creando también nuevas necesidades entre el público siempre ansioso de las novedades.
  2. Promover un acceso fácil y conveniente a sus productos, para dar una cierta imagen de bienestar y satisfacción a los compradores de productos y servicios.
  3. Encontrar una relación directa entre el trabajo de marketing efectuado y un nivel de utilidad adecuado al desarrollo de la empresa.

Estos son los principales elementos del marketing, sin embargo, existen otros que pueden potenciar o entorpecer el trabajo y la imagen de la empresa si no son usados con la experiencia suficiente y acorde a un contexto determinado.

Marketing social para el bienestar común, por sobre el marketing en su sentido clásico.

El marketing ha modificado enormemente sus formas de percibirse a sí mismo y la forma en que el resto lo internaliza, ya que es una nueva y más elegante etapa de la oferta. El marketing social para el bienestar común está en desarrollo continúo debido a su gran capacidad de leer las necesidades más latentes de los consumidores y presentarlas de forma interesante.

La forma clásica del Marketing ya está obsoleta, el carácter excesivamente individualista de su postura y, la forma en que posicionaba de forma casi maliciosa sus productos y servicios, terminó por hacerla perder todo su potencial.

Sin embargo, el marketing social para el bienestar común, ha sido un importante cambio, ya que pone en el eje principal de su política de mercadeo el aspecto social, las necesidades de la comunidad y el desarrollo sostenible, así como también el respeto por la naturaleza y, las diversidades étnicas, sexuales y políticas.

Ejemplos y formas de marketing social.

Una de las formas más impactantes en que se ha desarrollado la inserción del marketing social es en el aspecto ecológico. Los productos que son respetuosos con la naturaleza que llevan sellos de garantía con el desarrollo sustentable son los más apetecidos. Por lo que muchos compradores prefieren mil veces productos respetuosos con el ecosistema, aunque su valor sea superior.

Otra de las formas principales que hemos podido percibir al respecto es el respeto a las diversidades sexuales, estéticas y étnicas, que para algunas empresas están siendo miradas como un cierto valor agregado a sus productos, ya que en una sociedad en constante cambio donde a diario se desarrollan nuevas formas de interpretación y subjetividades, esto responde a una necesidad palpable de los consumidores.

Marketing social y Movimientos Sociales.

Con el tiempo, el marketing ha sabido desarrollar su olfato aprendiendo a cooptar y absorber su crítica para potenciar su presencia en la sociedad y, esa es una de las fuentes principales de su crecimiento y aceptación. Y eso es la exitosa manera en que ha podido comprender los movimientos sociales para hacer de su discurso emancipador, un nuevo espacio de mercado.

Como hemos podido ver en este último tiempo, las empresas han sido un importante blanco de las críticas de los movimientos sociales, debido a ciertas prácticas que han deteriorado enormemente el concepto de comunidad, además del daño ambiental y moral, que lleva intrínseco todo el proceso de producción y distribución de mercancías.

Sin embargo, en la actualidad se han creado diversas formas que apuntan directamente a limpiar la imagen empresarial y, también ciertas prácticas diferenciadoras que han tenido una gran aceptación entre los consumidores y han permitido bajar un poco los decibeles de la crítica hacia ciertas empresas que desarrollan un rol social.

Algunas empresas han sido capaces de ser un gran aporte al bienestar social, al desarrollo comunitario, el respeto por el medio-ambiente y un gran aporte a los problemas que se presentan en el tercer mundo. Por lo que no todo lo que se plantea es sólo un asunto de marketing, sino también las empresas han descubierto qué aportando recursos en esos sectores, también sus utilidades se han visto incrementadas.

El Marketing Social es más que un discurso.

Para algunas empresas el marketing social es más que un discurso, esto quiere decir que mientras algunos publicistas construyen una imagen positiva acorde a las necesidades subjetivas de la sociedad y los consumidores, otras empresas se toman realmente en serio el asunto de la responsabilidad social empresarial.

Por ejemplo, hay miles de empresas en el mundo que cooperan económicamente con ONG´s como Médicos sin Fronteras, organizaciones de DDHH, cooperativas para el hambre en el Tercer Mundo, etc.

También, como parte fundamental de las campañas de marketing social, muchas empresas suman a su espectro comercial la imagen de alguna cara famosa con cierta cantidad de aceptación en el común de los ciudadanos para potenciar sus productos.

En grandes rasgos, el marketing social ha revolucionado las formas del mercadeo, aportando no sólo la construcción de una nueva imagen empresarial, sino también un nuevo rol de las empresas en el bienestar de la humanidad.

Para algunos el marketing social es algo así como una nueva Revolución Industrial, pero a la inversa. Si la Revolución Industrial fue durante mucho tiempo un periodo oscuro y ruin, esta nueva era, es la era de la nueva visión social empresarial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.