¿Qué es un hosting web y como escoger el mejor?

¿Qué es un hosting web y como escoger el mejor?

En la actualidad, los servicios que se brindan a través de páginas web, son más amplios cada día, todos desean poner sus servicios a clientes mediante el uso de proyectos web, bien sean tiendas online, blogs y muchos otros.

Pero para poder tener este tipo de proyectos web, es necesario contar con una serie de herramientas para poder cumplir este propósito. Entre estas, una de las principales es el servicio de hosting.


¿Qué es un hosting?

En internet, gran cantidad de empresas ofrecen a sus usuarios servicios de hosting, pero ¿Para qué se utiliza un hosting?, ¿Qué hace un desarrollador web con estos servicios?

Cuando se habla de hosting web, se refiere al lugar en donde un proyecto web se aloja o se «hospeda», como se dice normalmente. Es un sitio en la internet en donde se guarda toda la información que corresponde a estas páginas web.

Al momento en que una persona pueda acceder desde cualquier lugar del mundo a través de un computador, usando un buscador, ingresa a una «dirección web», es decir, se busca en qué lugar se encuentra esta página y es a donde se ingresa. Este lugar en donde se ingresa a una página, es lo que es conocido como hosting web.

Se podría entonces resumir como que, los servicios de hosting web, son servidores o direcciones de internet en donde se guardan cada una de las páginas web que existen, existiendo diferentes tipos de hosting, además de muchas empresas que ofrecen a los desarrolladores web este tipo de servicios online.


Hostings y dominios web

Los servicios de hosting, ofrecen entonces a sus usuarios un lugar en donde alojar un proyecto web, un sitio en donde pueda ser buscado, sin embargo, para poder ser encontrado, debe tener algo llamado dominio.

Los dominios son los nombres que se le dan a cada página web que exista en la red para que así al buscar una de estas, se acceda a la misma mediante el nombre y para que, además, este buscador sepa exactamente a donde dirigir a cada usuario cuando realice una búsqueda.

La identidad y dirección de cada página web, viene dada por una serie de números llamados Dirección IP y cada página que existe, tiene su propio número de identificación IP, pero, para facilitar la búsqueda, se le aporta un dominio a la misma, para que sea más sencillo, tanto para el usuario como para el buscador encontrarlo.


Tipos de hosting

Los hostings tienen diferentes tipos, según sus características, entre estos, los más importantes son, el hosting compartido, el hosting VPS y los servidores dedicados, estos tres tipos de hosting son los mayormente utilizados.

El hosting compartido, es el más usado por los usuarios actualmente. En un mismo servidor físico o lo que es más sencillo de entender, en una misma dirección o lugar, se hospedan los proyectos web de muchas personas y comparten los recursos de los que estas dispongan, como es la cantidad de memoria RAM y la CPU.

Estos son los servicios de hosting que son más comunes de encontrar en el mercado, en donde se le ofrece a cada cliente, una cantidad de espacio y velocidad disponibles para la creación de su proyecto web, dependiendo del importe que se le dé a este servicio o bien de forma gratuita.

Como segundo tipo de hosting, están los hostings VPS. En este tipo de hosting, cada página o proyecto web, comparte el mismo espacio o servidor físico, igual que en el anterior, sin embargo, los recursos no son compartidos.

Cada servidor físico trabaja de manera diferente y aislada del resto, de forma separada uno del otro, teniendo cada uno de estos un espacio con los cuales trabajar, pero sin que el rendimiento de uno, afecte al otro.

El hosting elástico, es una especie de combinación de ambos entonces, es como unir ambos servicios de hosting VPS y compartidos. En este se comparte el servidor y algunos recursos, pero se garantizan al usuario, servicios que trabajan de forma individual para cada uno de estos.


Hostings gratuitos y de pago

Es también importante destacar, que en este amplio mundo en donde se manejan los servicios de hostings, se pueden dividir los mismos en dos categorías que los abarcan a grandes rasgos, los hostings gratuitos y los hostings de pago.

La mayor parte de las empresas más reconocidas que ofrecen sus servicios de hosting a los clientes son aquellas a las que se les debe realizar algún tipo de importe, bien sea mensual, anual, semestral, entre otros.

Además, la enorme cantidad de servicios de hosting web pago es tan amplia, que estas se manejan ofreciendo gran cantidad de ofertas por sus servicios, poniendo a disposición del usuario mayor o menor cantidad de herramientas de trabajo, e intentando ser novedosos y nuevos.

Si se planea contratar un servicio de hosting pago, se debe realizar una búsqueda exhaustiva y comparar unos con los otros, para saber cuál se ajusta más tanto al presupuesto, como a las necesidades del desarrollador web.

En el caso de los servicios de hosting que se ofrecen de forma gratuita, también se debe evaluar con detenimiento cuáles son los beneficios que estos contienen. Un ejemplo de esto son las llamadas «pruebas gratuitas».

Las pruebas gratuitas de hosting web, suelen ofrecer a sus usuarios, todos los beneficios de un servicio hosting de pago, sin la necesidad de pagar ningún importe, el problema de estos es que los mismos alojan el proyecto web por un tiempo limitado.

En el caso de los servicios de hosting que sí funcionan de forma gratuita, también se debe rebuscar bien porque algunos de ellos ofrecen muy poco espacio de memoria en sus servidores, velocidad escaza o pocas herramientas.

No se dice que, en todos los casos, los hostings gratuitos tengan una calidad inferior a las de los servicios de pago, pero para obtener los mejores beneficios de un servicio de hosting, se recomienda el uso de los de pago, puesto que, en la mayoría de los casos, sus características están muy por encima de los de tipo gratuito.


¿Qué debe tener un buen hosting?

Los hostings son la ventana con la que un usuario de un proyecto web, ingresa al mismo y estos pueden ayudar a aportar el éxito o el fracaso a una de estas, pues sus beneficios son con lo que se muestra una página web.

Una de las principales características que maneja un hosting para un proyecto web es la velocidad; un servicio de hosting aporta a una página web buena o mala velocidad, lo que es una de las principales características que un usuario busca a la hora de ingresar a una página web.

Otra característica que un cliente recibe de un hosting, es la capacidad de espacio en el que puede almacenar la cantidad de datos de un proyecto web, a mayor cantidad de memoria, la cantidad de información puede ser más o menos alta.

Mientras mayor sea la cantidad de datos que pueda almacenar en un hosting un desarrollador, tendrá mayor posibilidad de que su web sea exitosa, pues las características de la misma serán mejores.

También es importante que, al momento de contratar un servicio de hosting, el mismo ofrezca copias de seguridad frecuentes y preferiblemente de forma automática, esto, para evitar que, por algún tipo de falla en el servicio, el proyecto web se pierda.

El soporte técnico es de mucha ayuda a la hora de contratar un servicio de hosting web, para que en el caso de que el desarrollador tenga algún problema, poder contar con la ayuda de profesionales, que puedan darle una solución a este de la forma más práctica y rápida posible.


Discos SSD

Cuando un proveedor de servicio de hosting web ofrece a sus usuarios el respaldo de su proyecto o página web en un disco SSD ofrece a estos la ventaja de contar con una de las mejores velocidades, puesto que este tipo de discos suelen ser conocidos por ser 6 veces más rápidos que los convencionales,

Los discos hdd, suelen ser más económicos para un proveedor de servicio de hosting web y por lo tanto para el desarrollador, sin embargo, no dan garantía de tener buen rendimiento ni velocidad, ni siquiera un buen funcionamiento.

Si se busca entre lo que caracteriza a los mejores servicios de hosting web a nivel mundial, suele ser la capacidad de almacenar tu proyecto web en un disco SSD, con lo que el performance se ve mejorado.


Importancia de los certificados SSL

Actualmente, el uso de los servicios online para personas que desean vender diferentes tipos de productos, se ha visto en aumento de forma exorbitante; la mayoría de las personas que tienen algún tipo de tienda física, desean poner sus productos también en el mercado online.

Si este es el caso, el hosting que se debe contratar debería contar con la característica básica de poseer certificados SSL, que se han visto más necesarios con el tiempo.

Los certificados SSL de un hosting, suelen venir incluidos en cPanel y están directamente relacionados con el dominio de un sitio web. Aportan seguridad a una página web, por lo que, en el caso en donde ser requiera proteger datos de un cliente como, al momento de hacer transacciones de banco o similares.


¿Cómo escoger el mejor hosting?

Escoger sólo uno entre la amplia variedad de servicios que ofrecen hostings web que se encuentran en internet, sería prácticamente imposible, pues muchos de estos ofrecen más o menos las mismas características y la respuesta de esto, va más de la mano con las necesidades del desarrollador web.

Sin embargo, hay una serie de características indispensables a considerar para cuando se planea contratar un hosting web, bien sea de tipo gratuito o de pago. Para empezar, si el proyecto web es a gran escala, no se suelen recomendar los hostings de tipo gratuito.

Cuando un servicio de hosting se lleva a sus suscriptores de forma gratuita, este suele arriesgar algunas de las características esenciales para un hosting, como suele ser el caso de no contar con soporte técnico, de tener una baja velocidad o incluso algunos piden tener los sitios web «en reposo» por alguna cantidad de tiempo diaria. Es por esto que no es la opción más recomendable, sino para sitios web de prueba.


¿Un costo alto garantiza un buen hosting?

Sin embargo, a pesar de lo dicho anteriormente, no es necesario que un hosting tenga costos excesivamente elevados para que tenga buenas funciones, más bien consta de, que sus beneficios se correspondan de igual manera con sus precios.

Una de las formas más interesantes en que esto se puede ver, es cuando las empresas ofrecen a sus usuarios garantía de devolución de dinero. Las empresas de hosting, suelen ofrecer a sus usuarios planes de tipo mensual, semestral o anual, pero muchas de estas con garantías de 30 días aproximadamente.

Esto quiere decir que garantizan al usuario de que, si en esa cantidad de tiempo, los beneficios que ofrecen no son los mismos que este recibe, el importe se devuelve en su totalidad antes de cancelar el servicio. Esto suele ser una buena forma de asegurarse de no realizar un gasto innecesario en una empresa poco confiable.

La velocidad de carga de una página, además, es otra cosa que caracteriza a un buen hosting, si este te ofrece un tiempo de carga rápido y eficiente, quiere decir que el mismo recibe buen mantenimiento, por lo que es un lugar confiable en donde hospedar un proyecto web.

La seguridad también es un punto muy importante a considerar a la hora de escoger un buen hosting. Nadie desea ser víctima de un ataque a su sitio web o de pérdida del mismo, por lo que, si un servicio de hosting ofrece requisitos como, medidas anti-hackeo, protección de ataques DDoS y copias de seguridad automáticas, puede ser considerado uno.

A esto se le une, el soporte técnico. Si un servicio de hosting web, no ofrece a sus usuarios un soporte que esté preparado para solventar fallas, es porque no se responsabiliza por ellas.

Para finalizar, una de las formas más seguros de verificar que un servicio de hosting web ofrece una buena calidad, es viendo las recomendaciones de sus usuarios. Por lo general, los sitios web de hosting, suelen contar con un apartado en donde sus usuarios dan su impresión del mismo, lo que da pistas de si el servicio es efectivo o no.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.